Noticias
Estudian el Síndrome nefrótico y su afectación a menores 21 de Mayo de 2013
05/21/2013
El Síndrome nefrótico es una enfermedad de los riñones que afecta especialmente a la niñez, y que al ser detectada a temprana edad se puede dar buen tratamiento y así prevenir problemas en la vida adulta, afirmó María Auxiliadora Islas Osuna, del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD).

Entrevistada en el programa "A tiempo con la Ciencia", que transmite el Departamento de Ciencias Químico Biológicas por Radio Universidad, dijo que ese padecimiento puede aquejar a todos los grupos de edades, pero que en los niños es más común entre los dos y seis años, por lo que el diagnóstico oportuno será fundamental.

Informó que actualmente trabajan una línea de investigación sobre el tema a través de la atención de 13 familias de nuestra entidad con infantes internados en el Hospital del Niño en el Estado, que enfrentan ese trastorno en su salud.

Islas Osuna indicó que en ese trabajo colaboran los médicos Norberto Sotelo, del Departamento de Medicina y Ciencias de la Salud de nuestra casa de estudios, y Ramiro García Álvarez, del Hospital Infantil del Estado, así como Rogelio Sotelo y Salvador Carrazco, investigadores del CIAD.

Sostuvo que entender el origen de la enfermedad es un gran reto, pero que por fortuna en la Universidad de Sonora, el CIAD y el Hospital del Niño se cuenta con especialistas e infraestructura para abordar este tema, por lo que esperan continuar con ese compromiso profesional y lograr que la ciencia cumpla con la sociedad.

Puntualizó en que dependiéndose de los resultados, se podrá definir el camino a seguir por ser investigación de frontera, cuyo objetivo es contribuir a la mejora de la salud entre esa población y lograr experiencia local en Sonora.

Señaló que tratan de detectar mutaciones o cambios en genes de ciertas proteínas de las células del riñón para identificar las posibles causas de las enfermedades en niños con ese síndrome y que para toman en cuenta a aquellos menores que resisten al tratamiento o son sensibles, además de apoyarse en el conocimiento de los aspectos genéticos.

"En la entidad encontramos ese tipo de mutaciones en ambos casos, sensibles o resistentes, de ahí que se analicen a las poblaciones locales que presentan el síndrome para ver cómo se expresa la enfermedad en estas poblaciones; además, iniciamos con estos niños buscando mutaciones en otros genes", apuntó.

María Auxiliadora Islas recordó que con esta enfermedad, los niños acumulan proteínas en orina, con altas cantidades de grasa en la sangre, además de retener líquidos en el cuerpo. "Se utiliza cortisona para tratarla, pero sólo un 85% que responde positivamente, de ahí que busquemos nuevas formas de controlarla y evitar las recaídas".

Calificó de muy importante que las familias lleven a sus hijos a que les realicen exámenes de orina y que el sector salud promueva este tipo de análisis como medida preventiva. "Las pruebas deben ser frecuentes desde edad preescolar, para de esa manera detectarse si pudiera presentarse un problema en los riñones", concluyó.